El caso contra el cliché de Tú vs Tú

Hora de una confesión.

Las personas que dicen que cuando entrenas la única competencia es contra ti mismo…. están engañándose.

Y la cosa es es que yo también lo he dicho.

Lo de que tu única competencia está en el espejo y bla, bla, bla.

Pero la confesión es que… es mentira.

Obviamente, desde el primer momento en que tocas la barra la competencia es contra ti mismo pero por dentro tu competencia también es contra cada alma que está en ese gimnasio. Y en la calle.

Quieres levantar más que ellos. Verte mejor que ellos. Y también, ser más fuerte que ellos.

Lo demás suena lindo en una foto de instagram pero los seres humanos somos competitivos y siempre queremos ser los mejores.

Por qué te digo esto?

Porque no solo es posible, sino común, que estés levantando tu ego en lugar de la barra por todo el tema de tú vs tú.

Ejemplo: Si te dijera que aunque tienes años entrenando, probablemente aun eres principiante…

Probablemente te vas a sentir ofendid@.

Pero escucha esto: Si aun hay espacio para que progreses cómodamente en cada sesión de entrenamiento, eres principiante en términos de edad de entrenamiento.

Y no hay nada de malo con eso.

Algunas personas llegan a levantar 500 lbs en peso muerto antes de dejar la etapa de principiantes.

Y 500 lbs es un peso muerto envidiable si te digo la verdad.

Por eso, la razón real por la que cada persona debe dejar el ego en la puerta antes de empezar a entrenar no es por las frases cliché que todos publicamos en instagram.

Ni porque la única competencia esté en el espejo.

Sino que entrenar de acuerdo a tu ‘edad de entrenamiento’ es la mejor forma de progresar rápido hacia ser mejor que tú y mejor que los demás.

Por eso es que frecuentemente hablo de que para la mayoría de las personas, las rutinas con infinitos ejercicios de aislamiento, esquemas complicados de cargas, técnicas avanzadas como 21s, drop-sets, mega-sets, myoreps u oclusión (todas de moda) están de más.

Porque hasta que no pases realmente la etapa en que puedes aumentar el peso en la barra cómodamente cada vez que pisas el gimnasio, tú mi amig@, vas a estar mejor concentrándote en lo fundamental.

Ya va a haber un momento y un lugar para lo complicado.

Pero por ahora mejorar en los levantamientos principales, trabajar tu técnica y concentrarte en progresar con una periodización simple es la mejor forma de descubrir tu verdadero potencial.

Por eso en La Biblioteca de la Fuerza hay no 1, ni 2, sino 6 programas diseñados para exprimir el jugo de ese potencial y llevarte en el menor tiempo posible al siguiente nivel.

Y sí, cuando llegues al siguiente nivel (o si ya estás ahí) también vas a encontrar 6 programas más listos para que progreses de nuevo.

Y otros tantos para especializarte después.

Todos descargados a tu inbox al instante cuando te unas aquí:

bibliotecadelafuerza.com/unete

Abraham

 

Compártelo en tus redes