Patadas voladoras a la cara del desayuno, ciencia-style

Como si mi ego no estuviese suficientemente inflado…

Contempla el comentario que recibí de la suscriptora de La Biblioteca (y cliente flamante de coaching del Dr. D), Mariale S., hace un par de días:

========
“Con ganas de compartir lo que ha sido para mí una interesante experiencia con la dieta flexible y el ayuno intermitente .

A mediados del mes de mayo inicio la dieta flexible, manejada por otra asesoría, en la que mi hija estaba sumergida unos meses antes! Todo empezó como un chiste, al verla en dieta y disfrutando dentro de ella de muchas delicias que normalmente quedan excluidas.

Por lo cual, mi comentario era: » Yo Quiero hacer esa dieta tan sabrosa»

Y así empecé!

Juntas buscamos un cambio, ya que la asesoría anterior no nos estaba dando lo suficiente (sobretodo a nivel de entrenamiento).

Y como yo tenía seis años fuera del gimnasio no quería empezar haciendo cualquier locura allá, y mucho menos, ser víctima de los mal llamados «entrenadores» como bien dicen por aquí… Luego Virginia contactó al gran equipo de Fitness Playbook, y me dijo: «vamos con ellos que son los mejores», en eso fue muy acertada! Y vaya que se han destacado en demostrarlo una y otra vez! Gracias muchachos!

Al grano.

Una vez adaptada a esa difícil primera etapa, conociendo las posibilidades y aprendiendo a manejar macros, comienzo en el gym.

En el patrón anterior teníamos que comer hasta seis y siete veces al día, por supuesto que eso generó que el hambre apareciera cada par de horas….

Y el tiempo y energía que había que dedicar era enorme!

De pronto con ustedes escuchamos por primera vez sobre el ayuno intermitente!???

What!!??

Dejar de desayunar en esta casa y en esta familia, hasta el momento era «pecado», si alguien no había desayuno, se consideraba en «estado de emergencia» la cual había que resolver lo antes posible!! jeje!

Cómo todo cambia, y la información es poder!

Pues me causó mucha curiosidad el asunto y empecé a informarme al respecto sobre las investigaciones de Medicina Basada en Evidencia que dan como referencia aquí, y de esta forma, cambié mi manera de pensar! Apenas al segundo mes de estar con uds, iniciamos el ayuno en ventanas de hasta 16h.

Muito Legal!!

El proceso lo comienzas a disfrutar desde el mismo instante en que te ves con una cantidad de tiempo libre enoooorme, lo que se ha traducido en más y mejor descanso nuestros fines de semana (ya que no hay que pararse a desayunar), y mucho tiempo libre para estudiar , trabajar e incluso ejercitarnos!! Bravoooo!

Hoy día, además de estar perdiendo peso y grasa corporal, aprovechamos nuestros días al máximo, y nuestras comidas se han reducido a sólo tres al día, el Des-ayuno, que se parece más a un almuerzo, una pequeña merienda al final de la tarde, y una buena cena!”

========

Nada mal eh?

Mariale es una de las personas con mejor actitud y mayor fuerza mental con las que he tenido el agrado de trabajar.

Y la verdad es que el ayuno intermitente sí requiere esa fuerza mental al principio PERO quienes la tienen… consiguen resultados como el de Mariale una y otra vez.

El hambre desaparece y la dieta se vuelve no solo fácil de seguir, sino disfrutable incluso cuando las calorías están tan bajas y tus comidas tan pequeñas que lo único que realmente entra en tus macros o es verde o es cero calorías.

Cómo es posible?

De eso se trata mi nuevo ebook Salta El Desayuno:

Paso a paso cómo llevar el Ayuno Intermitente y exactamente qué hacer y cómo hacerlo para asegurarte de eliminar el hambre y la ansiedad en el menor tiempo posible. Y no, este libro no entra en horas y horas de teoría innecesaria. Si quieres sumergirte en la ciencia detrás, hay mejores productos para estudiarlo que mi ebook que va directo al grano, con pasos aplicables en cada página.

Ve de qué se trata, aquí:

bibliotecadelafuerza.com/salta-el-desayuno

Abraham

Compártelo en tus redes